La Gran Ruta de Suiza, del Lago Leman a Friburgo

Original

Duración

7 noches

Salidas

Diarias

Desde

499€

Las etapas de la Gran Ruta de Suiza que atraviesan los cantones de Vaud y Friburgo son una excusa perfecta para disfrutar de siete días en Suiza recorriendo rincones con historia, paisajes asombrosos y lugares con mucho sabor. Una propuesta vibrante ideada para que cualquier viajero pueda sumergirse en la cultura local y conectar con este país de una manera única.

¿Por qué nos gusta?

1. Un viaje que conduciendo poco permite descubrir mucho: paisajes alpinos, ciudades medievales, lagos...
2. Visita la bonita Friburgo, la impresionante ciudad amurallada de Gruyères y la región de los 3 Lagos.
3. Descubre el Lago Leman, con los Alpes de fondo y los viñedos de Lavaux en sus soleadas orillas.
  • Día 1. Llegada a Lausanne

    Puedes elegir hacer el viaje con tu coche o volar a Ginebra y allí alquilar un coche para seguir la Gran Ruta de Suiza a tu aire. La primera noche la pasarás en Lausanne, a orillas del Lago Leman.

    Día 2. Lausanne

    Para comenzar la mañana, nada como probar las creaciones cafeínicas del Café des Artisans antes de subir hasta la majestuosa Catedral de Notre-Dame. Desde aquí arriba se divisa la ciudad y se ansía el lago donde esperan los cruceros fluviales de la naviera CGN. No muy lejos del muelle, el Museo Olímpico y el flamante Plataforme 10 proponen al viajero una dosis deslumbrante de cultura del deporte y de arte contemporáneo. Y para rematar el día, una cena en las mesas del inquieto restaurante Au Grütli y un cóctel en la gintonería Sardine. Noche en Lausanne.

    Día 3. Lavaux y Vevey

    Merece la pena arrancar pronto el motor para dirigirse a Le Brassus. Y es que en esta localidad emerge de la tierra el novísimo Museo Atelier Audemars Piguet dedicado a esta emblemática relojera. Después esperan Lavaux y sus viñedos Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que sorprenden por lo vertiginoso de sus terrazas y lo heroico de su viticultura. Entre cepas, el pueblo de Saint-Saphorin atrapa con sus emblemáticas arcadas. El día culmina entre risas en Chaplin’s World, un museo interactivo dedicado a la figura de Charles Chaplin. Noche en Lausanne.

    Día 4. Montreux

    Luces, cámara y acción. No es que este día esté dedicado a los astros del celuloide, pero sí que tiene muchísimas estrellas. No en vano, el Castillo de Chillon es uno de los monumentos imprescindibles de Suiza. Merece la pena degustarlo con calma, disfrutando de su audioguía políglota y de sus decenas de historias. Muy cerca se encuentra otra fortaleza, la de Aigle, donde el protagonista es el vino. La tarde es para la música en Montreux, paseando entre hoteles emblemáticos y estatuas de los grandes músicos que tocaron en su Festival de Jazz. Noche en Lausanne.

    Día 5. Glacier 3000

    Es el momento de aparcar el coche y coger un teleférico hasta el cielo. En concreto, hasta Glacier 3000, una estación ubicada a más 3000 metros de altura donde se puede pasear por un glaciar perenne, caminar por un vertiginoso puente colgante o montar en la montaña rusa más alta de Europa. Y por la tarde, una buena dosis de queso en Gruyères, primero visitando La Maison du Gruyère, un centro dedicado a esta delicia, y después asistiendo a una taller de cocina en el Hotel de Gruyère. Noche en Gruyère.

    Día 6. La Región de Gruyère

    Cada mañana, de mayo a septiembre, en la quesería del Moléson muestran a los visitantes los secretos de sus productos. Pero esta no es la única excusa para subir a esta montaña, cuya cima mira cara a cara a los Alpes. El día avanza entre los muros del Castillo de Gruyères, una fortaleza que guarda la historia de la región. Por la tarde se cambia el salado por el dulce en La Maison Cailler donde se descubren los secretos de sus famoso chocolates. La guinda es degustar una auténtica fondue en la región de Gruyère. Noche en Gruyère.

    Día 7. Friburgo

    Aunque desde el mirador del Pont du Gottéron, Friburgo parezca una postal coqueta, esta ciudad tiene mucho más de lo que aparenta. Ahí está su esbleta Catedral de San Nicolás, con su fachada gótica y su campanario con vistas reinando en su casco histórico. También su funicular, el único del país que sigue funcionando con un sistema de contrapesos. O sus establecimientos más emblemáticos, entre los que brilla el Hotel Le Sauvage, renovado recientemente, el concienciado bistró Le Port o el clásico Café du Gothard. Noche en Friburgo.

    Día 8. Murten y los lagos

    El viaje culmina con dos lagos. El primero, el Schwarzsee, un paraíso prealpino que es perfecto para pasear en busca de inspiración. El segundo, el lago de Murten, un remanso de agua llamado así por su principal localidad. Perderse en sus calles, entre torres y fuentes es más sencillo gracias a su folleto Murten - Enjoy it. Desde sus murallas, se otean en el horizonte los viñedos del monte Vully donde destaca la bodega de Cave Guillaud. Y ya de regreso, las ciudades de Neuchâtel y Ginebra lo tienen todo para completar este inolvidable road trip. Regreso al aeropuerto de Ginebra y devolución del coche de alquiler antes de tomar el vuelo de regreso o regreso con tu propio coche (segun tu elección).


  • El precio de "La Gran Ruta de Suiza, del Lago Leman a Friburgo" incluye

    • 7 Noches con Alojamiento y Desayuno siguiendo la Gran Ruta.
    • 1 Cena Especial con Fondue.
    • Entradas a las atracciones de Gruyère.
    • Trasnporte público en las ciudades de la ruta.

    El precio no incluye

    • Transporte hasta Suiza. Puedes viajar con tu coche o te podemos organizar el vuelo y el coche de alquiler.

  • La Gran Ruta de Suiza, del Lago Leman a Friburgo
    Lavaux y Leman
    Chateau Gruyères
    Alpes de Friburgo
    Ouchy en Lausanne
    Schwarzsee
    Murten
    Rochers de Naye
    Friburgo
¿Quieres saber precios, horarios y ver los alojamientos?

¿Estás interesado en este viaje?

¿Tienes dudas?

Te llamamos

o llámanos al 93 331 43 01 / 91 758 56 41