Alemania Romántica en Tren y Barco

Duración

7 noches

Salidas

Diarias

Desde

679€
Viajar a Alemania Romántica es descubrir unos paisajes soberbios formados por los valles de los ríos Rin y Mosela, llenos de meandros, jalonados por castillos y con numerosos viñedos en pendiente. Los valles pueden recorrerse en barcos turísticos que unen los pueblecitos con encanto que se encuentran a orillas de los ríos. Pero en Alemania Romántica hay mucho más que paisajes. Aquí se encuentran algunas de las ciudades más bonitas e interesantes de Alemania: Colonia, con su espectacular catedral gótica, Trier, repleta de monumentos del imperio romano, Bonn, antigua capital federal y ciudad natal de Beethoven o Koblenz, ciudad histórica que domina el paso del Rhin. Ofrecemos un viaje muy cómodo, con distancias cortas y muchos y muy variados lugares a visiar. Moviéndose en los eficientes trenes alemanes y navegando por los distintos tramos de los ríos Rin y Mosela.
  • Ruta Itinerario del viaje

    Día 1. Vuelo a Alemania

    Presentación en tu aeropuerto de origen 90 minutos antes de la hora prevista de salida del vuelo destino a Düsseldorf. Trámites de facturación y embarque en tu vuelo a Alemania. A la llegada traslado en tren desde el aeropuerto hasta la ciudad de Colonia. El trayecto dura un poco más de una hora. Check-in en el Hotel Ameron Regent 4* o similar, a unas pocas paradas en metro del casco antiguo de la ciudad. Resto del día libre (según la hora de llegada de tu vuelo) para empezar a disfrutar de una de las ciudades más bonitas de Alemania. Noche en Colonia.

    Día 2. Colonia

    Desayuno. Dispones de todo el día para visitar la ciudad de Colonia, la cuarta ciudad más grande de Alemania. Colonia es sobretodo conocida por su espectacular catedral gótica, construida para albergar las reliquias de los Reyes Magos. Se trata de la iglesia gótica más grande del norte de Europa, con una majestuosidad excepcional y que en 1996 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además de la arquitectura en su interior hay dos obras maestras imperdibles, el relicario y el retablo de la adoración de los Reyes Magos. En los alrededores de la catedral hay dos de los mejores museos alemanes: el Museo Romano Alemán y el Museo doble Wallraf-Richartz / Ludwig.
    Al pasear por el animado casco viejo descubrirá además numerosas iglesias románicas construidas entre los siglos X y XIII. Y por supuesto, no dejes de probar la “Kölsch”, típica cerveza que se produce en Colonia desde hace más de 700 años. Una cerveza clara, ligera y de alta fermentación que puedes degustar en alguna de las acogedoras tabernas que rodean la plaza Heumarkt. Noche en Colonia.

    Día 3. Bonn y el Castillo de Brühl

    Desayuno y salida con el metro regional hacia la ciudad de Bonn, una pequeña y tranquila ciudad provincial que, sin embargo, fue capital de la República Federal de Alemania durante más de 40 años. Pero antes de llegar a Bonn proponemos hacer una parada en la población de Brühl para visitar el castillo de Augustusburg, un magnífico ejemplo de palacio Rococó. Destaca especialmente la escalinata interior con sus cariatides y atlantes.
    De su hotel a Brühl tardarás una media hora. Y tras la visita en sólo media horita más llegarás a Bonn.
    Bonn es una pequeña ciudad, encantadora para pasear. Un buen lugar para comer es la plaza del mercado, junto al hermoso ayuntamiento antiguo. Después, visite los dos principales monumentos de Bonn: la catedral (Münster) y la casa natal de Beethoven, el hijo predilecto de la ciudad. En Bonn hay además la llamada “Milla de los Museos” en los que destacan especialmente el Museo de Arte de Bonn y el Museo de Historia.
    A las 17.15 puedes tomar un barco que te llevará, navegando por el Rhin, hasta el centro de Colonia. La llegada se prevé a las 19 horas. O bien tomar el metro regional de regreso. Noche en Colonia.

    Día 4. Colonia-Koblenz

    Tras el desayuno, salida en tren con destino a Coblenza (Koblenz, poco menos de una hora de viaje). Llegada y check-in en el hotel Hohenstaufen 3*, situado en el centro de la ciudad de Coblenza, a tan sólo 3 minutos a pie desde la estación.
    Koblenz, o Coblenza, es una bonita ciudad ocupando una posición muy estratégica en plena ruta del Rin Romántico, en la confluencia de las aguas del Rin con las del Mosela. Koblenz es una de las ciudades más antiguas de Alemania y así lo atestiguan las maravillosas iglesias y palacios, los antiguos caseríos aristocráticos y las magníficas casas señoriales de la alta burguesía. Es super recomendable recorrer el remodelado paseo a lo largo del Rin y conquistar la Fortaleza de Ehrenbreitstein desplazándose sobre el río en el nuevo teleférico. La fortaleza hace siglos que vigila el paso por el Rhin y permite gozar de unas vistas fabulosas. Noche en Coblenza.

    Día 5. El Valle del Rin

    Desayuno. Hoy tienes incluído el KD Rhine Pass de 1 día, que te permitirá utilizar todos los barcos de la compañía KD, excepto el Rheinjet, para descubrir el valle del Rin. Los barcos salen en horarios establecidos parando en los pueblos más interesantes a orillas del río. Simplemente tienes que ir parando y subiendo a barcos según lo que más te interese o apetezca. El valle del Rin está cargado de historia, dominado por espectaculares castillos y con hermosos pueblos típicos rodeados de viñedos, entre los que destaca Rüdesheim, considerado uno de los más bonitos de Alemania.
    Una sugerencia de itinerario sería navegar hasta Rüdesheim y allí desembarcar. Recorrer las estrechas calles del casco antiguo de esta encantadora localidad hasta llegar a la famosa Drosselgasse, la calle más emblemática de Rüdesheim donde abundan las tabernas con música en vivo, ideales para comer. Luego, puedes volver a embarcar en un crucero con el que navegarás durante algo más de una hora y media por el tramo más pintoresco del Rin hasta llegar a St.Goar, donde te recomendamos visitar el magnífico castillo de Rheinfels. A última hora de la tarde, toma el barco de regreso a Coblenza. Noche en Coblenza.

    Día 6. Trier, la ciudad romana

    Desayuno. Hoy te incluimos los billetes de tren que te permitirán ir a pasar el día en Trier, la ciudad con más monumentos de la antigüedad de toda Alemania. Es un viaje muy cómodo, de menos de hora y media por bonitos paisajes. Trier (también conocida como Treveris) fue una importante ciudad durante el imperio romano pues controlaba el acceso al valle de la Mosela. Su importancia y riqueza monumental le valieron el apelativo de “la segunda Roma”. Esta grandeza la atestigua la “Porta Nigra” como ningún otro monumento; construida en el siglo II, era una de las puertas que franqueaban el paso a las murallas de la ciudad. Igual de espectaculares son las termas romanas de Constantino.
    Pero en Trier hay mucho más que ver además de los monumentos romanos: La catedral, el museo de Renania, la casa natal de Karl Marx o la famosa “casa de los tres reyes” son sólo algunos de los lugares más destacados. Y, por encima de todos, la “Hauptmarkt” o Plaza del Mercado, una de las plazas antiguas más bonitas de Alemania. Noche en Coblenza.

    Día 7. El Valle de la Mosela

    Desayuno. Hoy tienes un día libre, sin actividades previstas. Pero tenemos para tí una recomendación clara: el Valle de la Mosela. Más estrecho que el Valle del Rin, y con meandros más continuos y sinuosos, la Mosela descubre un valle de paisajes magníficos que mezclan el azul del río con el verde intenso de los viñedos. A la orilla del río hay pueblos con encanto e históricos castillos.
    La idea sería tomar un tren regional hasta Cochem (duración aproximada 50 min) y pasar gran parte del día allí para pasear por su precioso casco antiguo medieval con casas de madera entramada. Es un gustazo caminar por sus románticas callejuelas y plazas, y visitar el Castillo de Reichsburg, que hace más de 1.000 años que controla el paso del río.
    Después de comer, te sugerimos que tomes el barco que sale de Cochem a las 15.40 de regreso a Coblenza, cuyo recorrido va siguiendo el hermoso Valle del río Mosela. Durante el viaje podrás disfrutar de hermosos paisajes de río, viñas y colinas jalonadas por históricos castillos. Para poder regresar en barco es necesario que hagas coincidir la excursión en viernes, sábado o Domingo, los días que operan los cruceros turísticos que navegan por la Mosela. Si no puede ser siempre puedes regresar a Koblenz en tren regional. Noche en Coblenza.

    Día 8. Día de regreso

    Desayuno y tiempo libre para últimas visitas hasta la hora indicada para toma el tren al aeropuerto. El trayecto dura un poco menos de dos horas y le deja en la estación de tren del mismo aeropuerto de Dusseldorf. Trámites de facturación y salida en vuelo de regreso a su aeropuerto de origen. Llegada y fin del viaje.


  • El precio incluye

    • Vuelos de ida y vuelta desde tu ciudad de origen a Düsseldorf
    • Tasas de aeropuerto
    • 3 noches en Colonia, en el Ameron Hotel Regent 4* con desayuno
    • 4 noches en Coblenza, en el Hotel Hohenstaufen 3* con desayuno
    • KD Rhine Pass de 1 día, con acceso a todos los barcos de la compañía KD (excepto el Rheinjet) para descubrir el Valle del Rin
    • Billetes de tren para los siguientes trayectos: aeropuerto de Düsseldorf - Colonia, Colonia - Coblenza, Coblenza - Trier - Coblenza y Coblenza - aeropuerto de Düsseldorf

  • Alemania Romántica en Tren y Barco
    Brühl © German National Tourist Board
    Colonia
    Koblenz © German National Tourist Board
    Plaza del mercado de Trier © German National Tourist Board
    Colonia © German National Tourist Board
    Valle del Rin © German National Tourist Board
    Castillo de Rheinstein © German National Tourist Board
    Bonn
  • OCTUBRE DE 2017
    El viaje se ajusta a las espectativas.