Escapada a Dublin

Duración

2 noches

Desde

279€
El paquete que incluye lo más importante para un viaje inolvidable a Dublín. Disfruta de esta ciudad amigable, recorre sus animadas calles y por supuesto degusta una pinta de cerveza Guinness en la propia fábrica.
  • Día 1. Volamos a Dublín

    Presentación en el aeropuerto 90 minutos antes de la hora prevista de salida de vuestro vuelo destino a Dublín. Facturación y embarque en vuelo hacia Irlanda. A la llegada traslado por tu cuenta al hotel seleccionado (o te lo podemos organizar de forma opcional). Check-in en el hotel seleccionado de Dublín y, según la hora de llegada, tiempo libre para empezar a conocer esta hermosa ciudad.

    Día 2. Dublín esencial

    Disponéis del día completo para disfrutar de Dublín, la capital de Irlanda. Para que la puedas descubrir a tu aire pero con toda comodidad te incluimos un billete de dos días para el Bus Turístico. El bus tiene paradas en varios puntos de la ciudad, simplemente tienes que ir bajando y subiendo en las que más te interesan. Además te incluímos la entrada a la atracción turística más famosa de la ciudad, la "Guinness Storehouse". También tienes incluido un tour guiado a pie durante tu estancia. En total pasaréis 2 noches en Dublín.

    Día 3. Regreso a casa

    Según la hora de salida de tu vuelo, continúa disfrutando de la ciudad de Dublín. Unas dos horas antes de la hora prevista de salida traslado por tu cuenta al aeropuerto (o bien podemos incluirlo de forma opcional). Facturación y embarque en el vuelo destino a tu aeropuerto de orígen. Llegada y fin del viaje.


  • El precio incluye

    • Vuelos ida y vuelta a Dublín
    • Tasas de aeropuerto
    • 2 noches de alojamiento en Dublín
    • 2 días de Bus Turístico por Dublín
    • Entrada a la fábrica "Guinness Storehouse"
    • Tour guiado a pie por el centro de la ciudad
    • Descuentos en tiendas en restaurantes
    • Otras experiencias dublinesas como un auténtico café irlandés o una cerveza en un pub tradicional

    La mejor cosa que se puede hacer gratis en Europa, según el "Sydney Morning Herald", es tomarse una pinta con un dublinés. Será la razón por la que fue votada tres veces como la ciudad más amigable de Europa en TripAdvisor: Dublín es una ciudad que quiere conocerte a toda costa.

    El mejor sitio para tomarte un respiro en la ciudad de Dublín es a orillas del río Liffey. Elige un puente, cualquier puente. Dublín los tiene en abundancia. El Ha'penny Bridge es famoso, el Samuel Beckett Bridge es ultra moderno y O'Connell Bridge es un clásico. Desde esta ribera se despliega la pasarela arquitectónica de la ciudad. El cristal del moderno palacio de congresos reluce junto a la grandiosa fachada de la neoclásica Custom House.

    Lo único que falta, como dijo el poeta Seamus Heaney, son "los vikingos olfateando el Liffey". En el fondo, a fin de cuentas, Dublín es una ciudad de vikingos. Descubre dónde empezó todo en un paseo por la Dublín medieval: este apacible conjunto de pequeños callejones y calles anchas al sur del Liffey es donde encontrarás la Catedral de la Santísima Trinidad, el castillo de Dublín y Dublinia. Las opciones son infinitas a lo largo de las aguas oscuras del río. Ya te avisamos: tendrás que tomarte un respiro.

    La reputación de ser amigable no es lo único que ha hecho famosa a Dublín. James Joyce inmortalizó a la ciudad y sus gentes en su obra, y la capital sigue viviendo y respirando literatura. De ahí que se le concediera el título de Ciudad Literaria de la Unesco. Puedes escuchar una lectura de la obra de Joyce en Sweny's Pharmacy, el vestigio real de la obra maestra de Joyce, Ulíses. Descubre dónde Bram Stoker, el autor de Drácula, vivió y estudió, o acércate a la literatura desde otro punto de vista en laLiterary Pub Crawl, una ruta de pubs literarios.

    Dublín es una ciudad estupenda para explorar a pie. De los elegantes parques urbanos de Merrion Square e Iveagh Gardens a la grandiosa arquitectura georgiana y cultura de cafés con terraza en las calles South William y Drury, no falta con qué entretenerse. Y no olvides Temple Bar, enclave cultural adoquinado y repleto de galerías, restaurantes, pubs vibrantes y el animado Meeting House Square.

    ¿Amigable? No cabe duda. Pero en Dublín hay mucho más que eso.
  • Escapada a Dublin
    Ireland.com
    Ireland.com
    Ireland.com
    Ireland.com
    Ireland.com