España en Teribërka, Murmanskaya Oblast’, Russia
Autor: Carmen Rodríguez

Cuando viajas llevas solo lo necesario pero traes la experiencia y el cariño de quienes han compartido tiempo contigo. Las personas nos comunicamos y aprendemos los unos de los otros, en donde la mayoría de las veces el lenguaje es no verbal y la comprensión es instantánea, da igual de donde seas, de donde vengas el mundo es más pequeño de lo que creemos. Pequeñas diferencias que nos muestran la belleza del ser humano cuando habla desde la bondad y generosidad del corazón.

Buscadores de aventuras o retos que cumplir, inquietudes y deseos de ampliar el mundo que conocemos, en cualquier caso cada paso y cada respiración nos acerca los unos a los otros a veces tan sutilmente que el Alma cree reconocer la caricia del nuevo latido que se encuentra en nuestro camino.



El paisaje cambia en forma que nos adaptamos al nuevo destino, incluso olvidando aquello que queda atrás, y es que cuando el entusiasmo brota como un manantial fresco y puro en donde nada importa, queda casi en el olvido cuanto nos ha acontecido en el pasado; las pupilas se dilatan y el cuerpo acompaña incluso con la voz que callada guardaba el mejor de los gritos, una voz que deja entreabierta la ilusión y el placer que en forma de gemido incluso respira libre los sentimientos contenidos. Es el momento y es ahora!



Un país de nieve y casi sin sol saluda cada día con el mejor calor, personas de diferentes nacionalidades desayunamos juntas bajo el mismo café, bajo el mismo paisaje de luces navideñas, dulces y comidas típicas encuentran sitio en nuestro cuerpo, imposible decir no a la cultura tan bien descrita y con tanto cariño, donde crear nuestra propia muñeca típica nos adentra en la historia y cultura tan rica de un país a veces tan poco conocido.



Bailar y rodearte de su espíritu sin apenas entender las palabras es un verdadero placer, las miradas, el gesto, la intuición y el acercamiento de corazones no necesitan letras o palabras para el entendimiento, encontrarnos tal y como somos hace que el ser humano se vea tan espléndido y maravilloso cuando lo que hablan son los sentimientos, y como una niña me adentro en su mundo, en tu mundo, en nuestro mundo e intento revivir su cultura y sus emociones. Haciendo que me sienta feliz y agradecida de ser invitada de lujo en su casa.



Y regreso con mucho más de lo que he llevado, mi maleta apenas puede contener todo cuanto he vivido, aquello que me acompañará allá donde vaya en el mejor de los lugares, mi corazón, enamorada de sus gentes, de sus calles e inmensamente agradecida por tanto como he recibido de cada uno de aquellos con los que he coincidido.



Que importa la distancia, el mundo se empequeñece ante los gestos puros, ante las puertas abiertas de los corazones llenos de inocencia. Y es que las cosas que de verdad importan no tienen precio, tienen valor, el valor de lo que somos y compartimos.



Unos guías de lujo como Elena Komarova, Evandro Veiga, Alyona Zhirova y la compañía que ha hecho que sea una experiencia perfecta. Entusiasmada como una niña viviendo en un cuento de nieve. Gracias a todos y cada uno por construir un recuerdo tan bello.



¿Cuándo ir?

La mejor época para visitar Murmansk, es invierno y más concretamente desde Diciembre hasta mediados de Febrero. Podrás disfrutar de paisajes invernales espectaculares, realizar actividades como trineo de huskies, renos o motos de nieve y por supuesto disfrutar del espectáculo de las Auroras Boreales.


Viajes destacados

Rusia
Laponia y Auroras Boreales

Auroras en Rusia Ártica

Auroras en Rusia Ártica Recomendado 4 noches desde 1419€

No hay viajes disponibles con estos criterios. Modifica los filtros para ampliar los resultados.