La Gran Ruta del Oeste de Canadá

Duración

14 noches

Desde

1850€
El Oeste de Canadá es naturaleza desencadenada. Entre el Pacífico y las Rocosas se extiende un territorio todavía preservado por inmensos parques nacionales. Aquí vive a sus anchas una de las mayores poblaciones de mamíferos salvajes del hemisferio norte, encabezadas por los inmensos osos grizzly. Desde espectaculares paisajes de montañas coronadas por gigantescos glaciares a los bosques boreales junto al mar, de las antiguas culturas indias a los restos de la fiebre del oro y de ciudades cosmopolistas como Vancouver a urbes con encanto como Victoria, el Oeste de Canadá no admite comparación. Disfrútalo con este espectacular viaje a tu aire en coche de alquiler.

¿Cuándo ir?

Si puedes elegir, viaja en Junio. Encontrarás los días más largos, nieve en las cimas de las montañas y menos masificación.
  • Ruta Itinerario del viaje

    Día 1. Vuelo a Vancouver

    Presentación en tu aeropuerto de origen dos horas antes de la hora prevista de salida del vuelo destino a Vancouver vía otra ciudad europea o americana. Trámites de facturación y embarque en tu vuelo a Canadá. Llegada y check-in en el hotel seleccionado de Vancouver y resto del día libre para situarse, pasear un poco y empezar a descubrir la ciudad, con un emplazamiento hermosísimo a orillas del Pacífico. Noche en Vancouver.

    Día 2. Vancouver

    Dispones del día completo para disfrutar de Vancouver, ciudad envidiada en todo el mundo por su espectacular calidad de vida. Puedes empezar en la zona del puerto donde se encuentra Gastown, un pequeño barrio histórico. Aprovecha las horas centrales del día para disfrutar de Stanley Park (idealmente alquila una bici), un parque precioso, situado entre mar y montaña, donde hay varios tótems y el acuario de la ciudad. De los numerosos museos de la ciudad, el de Antropología (en la universidad UBC) es una maravilla, ideal para conocer más sobre las culturas de los indios. Acaba el día paseando por Robson Street, la principal calle comercial de la ciudad. O bien acércate a Chinatown para cenar, tiene fama de tener la mejor cocina china fuera de China. Noche en Vancouver.

    Día 3. Vancouver-Victoria

    Por la mañana recogida del coche de alquiler que usarás para moverte durante el resto del viaje. Sal de la ciudad por el sur para llegar a Tsawwassen Bay, punto de origen del ferry que cruza a la isla de Vancouver por Schwartz Bay. Antes de dirigirse a la ciudad de Victoria recomendamos detenerse a visitar los jardines botánicos Butchart Gardens, reconocidos como los más bonitos de Canadá. Al llegar a Victoria una buena idea para captar el ambiente victoriano y british de la ciudad es andar por la zona centro y detenerse a “tomar el té” en el famosísimo Empress Hotel. Dedica el resto de la tarde a pasear por el hermoso centro de esta elegante ciudad (edificios del parlamento, plaza del mercado puerto antiguo, Chinatown, etc.) Noche en Victoria.

    Día 4. Victoria

    Dispones de casi todo el día para continuar conociendo Victoria. A pesar del incontestable atractivo del centro de la ciudad no puedes dejar de recorrer (en coche) la ruta panorámica de 13 Km. que recorre las bahías y parques que rodean Victoria. Se trata de paisajes y vistas de una gran belleza. También de visita obligada es el Royal British Columbia Museum, uno de los mejores de Canadá. Permite conocer mucho sobre la región de un modo muy ameno y didáctico. Imprescindible. A media tarde toma la carretera 1 hacia el norte para hacer la “Malahat Drive”, un tramo de 20 kilómetros con paisajes espectaculares sobre los brazos de mar que entran a la isla. Más al norte puedes visitar en Duncan el pueblo de los indios Cowichan y en Chemainus las famosas pinturas murales del pueblo. Noche en Nanaimo.

    Día 5. Pacific Rim-Nanaimo

    Hoy toca madrugar para llegar lo antes posible a Parksville, punto de origen de la “Pacific Rim Highway”. Esta espectacular carretera cruza la isla de Vancouver para llegar al Parque Nacional de Pacific Rim. La ruta pasa primero por las cascadas de Little Qualicum y el lago de Cameron antes de adentrarse en las montañas y llegar a “Cathedral Grove” (Macmillan PP), el bosque catedral es un bosque lluvioso con árboles que tienen más de 8 siglos de antigüedad y superan los 70 m. de altura. El camino continua por montañas y lagos hasta llegar al Pacífico a la altura de “Long Beach” que forma parte del Parque Nacional. Situada entre el bosque pluvioso y el Pacífico, la playa es de una gran riqueza faunística y ecológica. Si tienes tiempo puedes llegar al pueblo de Tofino, lugar de salida de excursiones para ver las ballenas. A una hora prudencial emprende el camino de regreso. Noche en Nanaimo.

    Día 6. Nanaimo-Whistler

    Por la mañana toma el ferry que desde Nanaimo lleva de regreso al continente por Horsehoe Bay. Aquí empieza la ruta “Sea to Sky Highway” (del mar a la montaña). Y es que, efectivamente, siguiendo el hermoso fiordo de Howe Sound poco a poco nos adentraremos al corazón de las montañas. En ruta puedes visitar el museo de la minería de B.C., las cataratas Shannon Falls y la reserva de águilas cercana a Squamish. Conviene llegar a la hora de comer a Whistler para poder disfrutar de la fabulosa excursión en teleférico a las montañas del Parque Garibaldi. La ruta incluye el famoso teleférico “Peak 2 Peak” que cruza de una cima a la otra sin pilonas. Una gran obra de ingeniería y unos paisajes escalofriantes. Por lo demás Whistler es un resort que ofrece todo tipo de atracciones y actividades. Noche en Whistler.

    Día 7. Whistler-Kamloops

    La ruta cruza las montañas de Garibaldi y la cordillera pacífica hasta llegar (con un pequeño rodeo) a Lytton, famoso por ser el lugar más cálido de Canadá. Desde aquí la ruta recorre el cañón del río Thompson por entre paredes rocosas. Al llegar a Cache Creek dirígete unos kilómetros al norte para visitar “Hat Creek Ranch”, con edificios históricos del siglo XIX que nos trasladarán a las épocas del salvaje oeste. Continua después a Kamloops para visitar el parque cultural de Secwepemc, para conocer la vida de los indios Shuswap, con la reconstrucción de un pueblo tradicional de esta tribú. Además hay un museo y la posibilidad de comprar artesanía. Noche en la zona de Kamloops.

    Día 8. Kamloops-Jasper

    Hoy cruzaremos los montes Cariboo mientras nos adentramos en las Rocosas. La ruta es de un poco más de 4 horas, pero te recomendamos un par de rodeos. A la altura de Clearwater puedes tomar el desvío que lleva al “Wells Gray Provincial Park”, un paraíso de montañas de más de 5000 km². En Wells Gray no puedes perderte una excursión por el lago (en barco o alquilando una canoa) y la visita a las cascadas de Helmcken Fall, de 135 m. de altura. Regresa a Clearwater y toma la antigua ruta de los buscadores de oro por la 5 hasta Tete Jaune Cache. A partir de aquí los paisajes dejan sin aliento mientras cruzarás el parque de Mount Robson a los pies de la montañas más alta de Canadá (3954 m.). Finalmente atravesarás el paso Yellowhead y llegarás a Jasper. Noche en Jasper.

    Día 9. Jasper

    Dispones del día completo para disfrutar del Parque Nacional de Jasper, uno de los más famosos de Canadá. Si hace un día claro vale la pena tomar el teleférico Jasper Tramway, que con 1000 metros de desnivel ofrece vistas magníficas. Después vale la pena recorrer el cañón de Maligne para visitar los lagos Maligne y Medicine, al final del valle. Vale la pena calzarse las botas y hacer alguna de las numerosas rutas a pie en la zona. Acaba el día visitando por la tarde los lagos Patricia y Pyramid, unos kilómetros al norte de Jasper y mucho más tranquilos al atardecer que a primera hora. Encuadrados por el monte Pyramid, conforman uno de los paisajes más fotografiados de las Rocosas. Noche en Jasper.

    Día 10. Jasper-Banff

    La ruta de Jasper a Banff, conocida como la “Carretera de los Campos de Hielo” es uno de los recorridos turísticos más hermosos de toda norteamérica. Las razones son fáciles de entender. Al sur de Jasper nos encontramos dos hermosas cascadas, Athabasca y Sunwapta. Después la ruta bordea los glaciares en Columbia Icefield. El mayor de ellos (Athabasca Glacier) se puede recorrer a bordo de unos vehículos especiales, una experiencia única. También vale la pena visitar el centro de interpretación, Icefields Centre y subir a la plataforma panorámica (con suelo transparante) “Glacier Skywalk”. Tras la visita continúan los bellos paisajes al cruzar el Sunwapta Pass (2035 m.). Los dos últimos puntos de interés antes de llegar a Banff son el cañón de Misyata y el mirador sobre el hermoso Peyto Lake. Noche en Banff o en Canmore.

    Día 11-12. Banff (Canmore)

    Dispones de dos días completos para disfrutar de Banff y de los parques nacionales que rodean el pueblo. Hay numerosas opciones a elegir, pero algunas de ellas son obligatorias y no te las puedes perder ! Por ejemplo el Lago Hector, el famosísimo Lake Louise y su vecino el Lake Moraine (con fama de ser el más bonito de Canadá). Hacer la pintoresca carretera que sube al puerto Vermilion y da acceso al Parque Nacional Kootenay, donde puedes visitar el Marble Canyon con el río de color turquesa y los “paint pots” (fuentes termales con fangos de colores con las que los indios se hacían las pinturas de guerra). En el mismo Banff hay varios museos interesantes, el mítico hotel “Banff Springs” y se puede subir en teleférico a la Sulphur Mountain para gozar de vistas estupendas. Resérvate tiempo para hacer alguna excursión a pie, te recomenados especialmente las rutas de senderismo en la zona de Lake Louise. Noche en Banff o en Canmore.

    Día 13. Banff-Vernon

    Empieza temprano el que promete ser un día de paisajes espectaculares en que recorrerás la ruta Transcanadiense mientras atraviesas las Rocosas por el Parque Nacional de Yoho. En este parque debes hacer dos desvíos: recorrer el valle de Yoho hasta las cascadas Takakkaw (254 m.) y visitar el Lago Esmeralda, de un color tan bonito que parece de mentira. La Transcanadiense cruza dos parques nacionales más: Glacier National Park con el mítico Rodgers Pass entre glaciares. Y Revelstoke National Park, a cuya cima (si vas bien de tiempo) se puede acceder en coche y gozar de panoramas de montaña inolvidables. En Sicamous la ruta entra en el valle del Okanagan donde pasaremos la noche en la zona de Vernon o Kelowna.

    Día 14. Vernon-Vancouver

    Último tramo del viaje recorriendo el Valle del Okanagan hasta llegar a la autopista que nos lleva a Hope, pequeño pueblo famoso por que aquí se rodó “Acorralado”, la primera película de “Rambo”. Hope es el punto de acceso al espectacular cañón del Fraser que se puede recorrer hasta su punto más espectacular “Hell’s Gate” (la puerta del infierno). Aquí las paredes tienen más de 180 m. de altura y el cañón engulle al agua con una fuerza diabólica (de aquí el nombre). En este punto se puede tomar un teleférico que sobrevuela la zona y permite divisarlo de forma vertical. Tras la visita llega el momento de hacer el último tramo de este fascinante viaje que nos llevará de regreso a Vancouver. Noche en Vancouver.

    Día 15. Vuelo de regreso

    Última mañana, según la hora de salida de tu vuelo, para visitas a Vancouver. Si todavía no lo has hecho es muy recomendable tomar el teleférico de Grouse Mountain para disfrutar los panoramas de la ciudad y alrededores. Otra opción es visitar el escalofriante puente colgante de Capilano. A la hora indicada devolución del coche de alquiler en el aeropuerto de Vancouver. Trámites de facturación y embarque en vuelo de regreso a tu aeropuerto de origen vía otra ciudad europea o americana. Noche a bordo.

    Día 16. Llegada y fin del viaje




  • El precio incluye

    • Vuelos ida y regreso a Vancouver y Tasas de Aeropuerto
    • 13 noches en hoteles según ruta
    • 1 noche a bordo del avión
    • 14 días coche de alquiler
    • Además, podrás añadir los traslados, otras visitas y personalizar por completo tu viaje
    • A partir del mes de Marzo del 2016 es obligatorio un visado para viajar a Canadá: Electronic Travel Authorization (eTA). Solicítalo a través de este link: http://www.cic.gc.ca/english/visit/eta.asp

    ¿Por qué nos gusta?
    • Además de recorrer los Parques Nacionales más conocidos no se olvida de la isla de Vancouver, un lugar único.
    • A pesar de que la naturaleza es la esencia de este viaje, podrás disfrutar de ciudades como Vancouver y Victoria.
    • La ruta está muy bien diseñada para ser casi circular de manera que casi no se repite ninguna zona y siempre se ve algo nuevo.


    Consejos Prácticos
    • Mezcla de mar y montaña, debes prever todo tipo de ropa. Y también protección para la lluvia, especialmente en zonas de costa.
    • Imprescindible gestionar el eTA (permiso electrónico de viaje) antes de viajar a Canadá.
  • La Gran Ruta del Oeste de Canadá
    Black Bear - Jasper
    Canmore ©davebloggs007
    Vancouver ©3dpete
    Whistler ©Ian Hughes
    Victoria
¿Quieres saber precios, horarios y ver los alojamientos?
Habitación 1
Habitación 2
Habitación 3
Habitación 4
Selecciona el aeropuerto de salida
Selecciona la fecha de salida
Selecciona una edad correcta

Pago fraccionado

50% - En el momento de reservar el viaje

50% - 21 días antes de empezar el viaje

¿Quieres hacer tu viaje a medida?

o llámanos al 933 314 301 / 917 585 641